sumefac

Ante la reciente declaración del Sindicato Anestésico-Quirúrgico del Uruguay (SAQ), la Sociedad Uruguaya de Medicina Familiar y Comunitaria (SUMEFAC) considera que estas expresiones son inadmisibles en el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) que establece la salud como derecho, al usuario como centro del sistema y apuesta al fortalecimiento el Primer Nivel de Atención dentro de la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS).

Resulta inevitable realizar algunas consideraciones sobre los mecanismos de pago que se sustentan como legítimos y que mucho se alejan de la complejidad de los problemas de salud cada vez más prevalentes en estos tiempos, tanto como de las políticas deseables en coherencia con el SNIS y sus principios rectores.

1. El pago por acto médico que se reivindica sin límite, es expresión de una visión reduccionista de los problemas de salud. El acto médico es la intervención actuada en la dimensión biológica, en cierto tipo de dimensión biológica: aquella que amerita la intervención de anestesista o cirujano. El resto de dimensiones de la salud se tornan invisibles, no rentables atentando así contra la concepción de la salud desde la perspectiva biopsicosocial.

2. La falta de tope en este pago asume erróneamente una capacidad infinita para la realización de actos médicos, lo cual pone en cuestión la calidad de la atención a la salud en pos del lucro, rozando de esta manera los límites de la ética profesional, contribuyendo a la mercantilización de la medicina.

3. La autoproclamada superioridad del colectivo anestésico-quirúrgico nucleado en el SAQ no tiene fundamento alguno, menos aún en el contexto epidemiológico actual donde los problemas de salud, cada vez más, son complejas expresiones de la determinación social, económica y ambiental y lo biológico suele ser una expresión tardía. ¿Es más importante el médico que extrae un tumor en estadío avanzado o un médico que se desempeña a nivel comunitario en los cuidados paliativos del mismo paciente en su etapa terminal? ¿Es más importante la intervención anestésica en block quirúrgico para el tratamiento del dolor crónico que el abordaje familiar y comunitario desde el primer nivel de atención para el mismo problema? ¿Debe reconocerse económicamente más el acto preciso de una cirugía especializada o las acciones de atención integral en contextos rurales? El SNIS requiere un desarrollo adecuado y armónico de todos sus niveles y una adecuada coordinación y complementación entre equipos y profesionales de diferentes especialidades que compartan la atención de personas o familias.

4. La medicina es una profesión vincular, en la cual las destrezas en la comunicación constituyen competencias básicas, poniendo en el centro de su atención a las personas y fortaleciendo ese encuentro médico-paciente donde cada médico se involucra desde su propia historia, sistema de creencias, sentimientos y emociones y realiza un manejo profesional de ello tornándolos en recursos clínicos. La relación médico-paciente constituye la principal herramienta terapéutica. Consideramos que esto es válido para todas las especialidades tanto médicas como quirúrgicas, y que los sistemas de retribución médica y de organización del trabajo médico deben contemplar esta dimensión de la práctica profesional.

5. Las definiciones económicas en torno a la medicina son definiciones políticas. En este sentido, preocupa sobremanera el mensaje que significa para las nuevas generaciones de médicos las decisiones que se adopten en materia de retribución salarial. El SNIS tiene en sus principios rectores una orientación familiar y comunitaria basada en el primer nivel de atención. Pero la priorización a la hora de destinar recursos y la estructura salarial no refleja ésto. La aspiración a la Residencia en las especialidades quirúrgicas más lucrativas crece año a año mientras ocurre lo inverso en las especialidades generalistas y orientadas al primer nivel de atención que son imprescindibles para el cambio de modelo de atención que la reforma establece.

6. La exposición pública de este tema por el SAQ y la reacción que esto ha provocado puede constituir una oportunidad para hacer una revisión integral del avance y las amenazas al cambio de modelo de atención y del sistema retribuciones médicas, no solo por el colectivo médico sino por el Poder Ejecutivo, para avanzar en modelos distribución de recursos humanos, financieros y en materia salarial más adecuados al SNIS, que promuevan la perspectiva integral, el trabajo en equipo y la calidad de la atención.

7. Aspiramos a contribuir al avance del SNIS con calidad, centrado en las personas y cada vez más equitativo, no sólo para los usuarios, sino también para los médicos garantizando así el derecho a la salud de la población.

Sociedad Uruguaya de Medicina Familiar y Comunitaria
Diciembre 13 de 2015

Comision Directiva 2014-2016: Jacqueline Ponzo (Presidente), Irene Petit (Vicepresidente), Julio Braida (Secretario General), Paula Galzerano (Tesorera), Gonzalo Paleo (Protesorero), Alejandra Paulo, Virginia Cardozo (Comunicación)

Categorysumefac
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2016 - Sumefac

   

Loading...